Visor sobre obras en la cita chicas.

Visor sobre obras en la cita chicas.

Lessius Hogesch l, Antwerpen

Principal recordaremos la vision sobre Leopoldo Alas en cuanto a la instruccion de la chica y el funcion que otorga a la lectura. En un segundo apartado veremos cuales son las lecturas de los personajes femeninos de varios cuentos de Clarin asi­ como como las afectan. Las cuentos de los que nos ocuparemos son «Un documento», fechado en junio sobre 1882, «Rivales» y no ha transpirado «La imperfecta casada», ambos sobre 1893.

Resulta impracticable hablar de la lectura de estas chicas personajes sobre obras literarias de el siglo XIX sin elaborar referencia, si bien sea extremadamente de pasada, a la lectura femenina fuera del campo sobre la ficcion. El contratiempo sobre la leida nos remite al de la capacitacion sobre la mujer, asunto sobre debates encarnizados en el ultimo cuarto del siglo. Alas nunca ofrece solucion positiva a la disputa sobre la capacitacion de la mujer, sin embargo ridiculiza la que propone la misma instruccion Con El Fin De chicos y chicas, como en el siguiente Palique publicado en La Correspondencia el 18 sobre noviembre sobre 1892

Que la chica deberia instruirse seri­a indudable. Aunque instruirla como al hombre, solo se le sucede a quien reside sumido en el pedantismo medioeval asi­ como en vi­a barbaro, que tiene brutales soluciones Con El Fin De todos los dificultades de el cielo desplazandolo hacia el pelo todo el mundo las sobre la tierra. [. ]

Es excesivamente sencillo nunca asustarse por motivo de que exista en una patria veinte, cien, mil senoritas bachilleras y doctoras. Hasta alla puede tener gracejo, desplazandolo hacia el pelo sobre todo pimienta.

Pero figurese que, como es natural y no ha transpirado justamente, la totalidad de las hembras, con hipoteticos, quisieran ser medicas, abogadas, periodistas, ingenieras, catedraticas, etc. , etc. como quieren todos los miembros masculinos 1 .

Esta denegacion a que las chicas cursen las mismas competiciones que las chicos se deberia a la conviccion, muy difundida por lo tanto, de que varones desplazandolo hacia el pelo chicas eran seres profundamente variados en su torso, desigualdad que afectaba negativamente a la inteligencia de estas hembras 2 . Emilia Pardo Bazan, en intercambio, defendia la idea sobre que la funcion reproductora no limitaba las facultades mentales y pedia una ensenanza completa de las mujeres 3 .

Lo fundamental en la formacion sobre la mujer no era tanto la instruccion sino una buena formacion moral. En su resena xmatch sobre cielo sobre Galdos, Alas nos muestra el ideal de la mujer joven que no solo conoce apreciar, sino Asimismo pensar 4

Paraiso, nunca harto admirada, seri­a el arquetipo de encanto femenil mas bello que ha engendrado la fantasia sobre nuestros novelistas, y no ha transpirado superior, falto dificultad, an otras muchas heroinas ya celebres en nuestra literatura contemporanea. Aquella chica que notan dentro de si alguna cosa que seri­a acaso el genio; que desea someter a la autoridad su moralidad y no ha transpirado nunca puede, desplazandolo hacia el pelo que arroja los libros por no fallar, y no ha transpirado sigue juzgando sobre cualquier con fiebre de discernimiento [. ]; esa salvacion que an al completo renuncia menos a pensar la certeza desplazandolo hacia el pelo a realizar bien, aguila enjaulada como misera avecilla [. ]; esa cielo que cada que quisiera hallar en su trayecto de satisfacer vacios de el corazon que pocas veces se colman, seri­a perfectisima apariencia sobre la femina mas pura, mas noble, sobre la femina digna en su planteamiento, como en su cadaver, igual que en las sentimientos 5 .

El hecho que de cielo nunca haya anterior por ninguna escuela no dice ninguna cosa desfavorable sobre sus dotes intelectuales, casi al contrario. La independencia de causa le proviene de las lecturas asi­ como la joven la conserva hasta cuando, por orden sobre su pater, dispone de que renunciar a las libros. Clarin no comparte, por consiguiente, la pensamiento, ordinario Incluso bien entrado el siglo XX, de que la lectura seri­a enemiga de la laboriosidad en el hogar, importante entusiasmo de la mujer 6 .

En la instruccion de la mujer, las libros desempenan un funcion fundamental. Pero, ?cuales son las buenos libros a los que la femina debe lograr ingresar? ?y no ha transpirado a cuales goza de paso en la certeza?

Como en toda Europa y en EEUU, en la Espana decimononica se publican revistas especificamente dirigidas a las chicas 7 , que vehiculan, en terminos sobre Peter Gay, el «autorretrato mujeril colectivo» 8 . Las mismas mujeres producen una rico literatura, leida casi exclusivamente por otras chicas y no ha transpirado despreciada por la critica contemporanea asi­ como posterior 9 . Clarin se expresa sobre esta creacion novelesca asi­ como sus productoras con un desprecio hiriente, como, como podri­a ser, en su post «Las literatas» 11 . En los hogares sobre la tipo media estaban al capacidad de estas lectoras, Igualmente sobre revistas desplazandolo hacia el pelo novelas, las libros pios asi­ como devotos. En individuo sobre sus solos, dedicado a «El libre examen desplazandolo hacia el pelo la literatura presente», destaca igual que Algunos de los meritos sobre Galdos que su tarea ha penetrado «en el santuario de el hogar, alla donde solian acontecer alimento del espiritu libros devotos y libros profanos sobre hipocrita o estupida honradez casera, carente extension ni hermosura» 11 . Galdos se convierte asi en autor aconsejable para las chicas por motivo de que prostitucion sobre temas de contemporaneidad sobre una forma que incita a la reflexion.

Clarin parece contestar positivamente a la duda de que deberian leer las mujeres en un adiestramiento titulado La inscripcion de oro que salio a la brillo en un libro postumo, Siglo pasado, publicado en 1901. El escrito se presenta igual que un hibrido entre la critica literaria sobre un texto sobre Paul Sabatier titulado Un nouveau chapitre sobre la vie de Saint Francois d’Assise , asi­ como un canje de cartas ficticias dentro de la mujer de 26 anos de vida, Elisena y no ha transpirado un hombre que se supone algo mayor, Eliseo, al que pide sugerencias sobre leida. Este le sugiere La letrero de oro, recopilacion medieval de vidas de santos, asi­ como como Elisena le pide primeramente una «propedeutica» 12 . Eliseo la orienta hacia publicaciones recientes de historiadores fehacientes en temas relacionados con la religion asi­ como la vida de las santos, dentro de las cuales figura la publicacion de Sabatier. Volveremos a este ensayo por las ideas que contiene acerca del interes sobre la lectura piadosa bien entendida.